Lección Progreso
0% Completar

Te has preguntado ¿qué es calidad de vida? ¿qué factores influyen en ella?

Te comentamos que existen múltiples factores que pueden afectar tu calidad de vida. Algunos de ellos tienen una percepción objetiva como tener buena salud física y psicológica, y otras en cambio, son subjetivas como las creencias personales, tu relación con el medio ambiente, tu ingreso económico o estatus social, tener un buen trabajo, el nivel de relaciones sociales o tus principales metas en la vida (por las que crees y luchas hasta alcanzarlas, para tener esa calidad de vida que tanto deseas, ¿verdad?).

Como ves, hay factores que son esencialmente subjetivos y el valor que le damos a cada uno cambiará de una persona a otra. Porque quizás algo que tú consideres importante para tener una buena calidad de vida, para otro no lo sea.

Lo que sí es importante, es mantener ciertos niveles de salud física y mental para alcanzar los resultados de vida que esperamos. Pero nos encontramos en una era en que cada vez conocemos más patologías que amenazan nuestra salud. Si miras a tu alrededor, te encuentras con que cada día sumamos más tiempo laboral, más carga escolar, menos tiempo en familia y recreación, más estrés y menos tiempo de descanso. Y esto último es crucial, sobretodo en la etapa que tú estás pasando.

Calidad de vida y Sueño

Si pudiéramos nombrar la principal patología de los últimos años en nuestro país, sería el dormir menos de lo que corresponde. Estoy seguro que a ti también te pasa, ¿no?. Parece ser que se nos ha olvidado lo importante, crucial y determinante que es dormir bien en nuestra salud física y también emocional.

De acuerdo con la Asociación Mundial de Medicina del Sueño, los problemas de sueño constituyen una epidemia global que amenaza la salud y la calidad de vida de más del 45% de la población mundial, sobre todo a los jóvenes en este último tiempo.

La adolescencia es un período de importantes cambios biológicos, hormonales y de crecimiento; acompañado de un amplio rango de cambios emocionales, psicológicos y sociales, que pueden producir en algunos adolescentes una serie de trastornos adaptativos, como el dormir menos para “encajar” en el grupo de amigos, para ir de fiesta, para ver redes sociales o para jugar videojuegos en línea durante la noche.

Los neurólogos, especialistas en sueño, ya nos han advertido que el uso de teléfonos celulares, computadoras o juegos de video durante la noche están modificando la calidad de sueño de los adolescentes. Tanto así, que 1 de cada tres jóvenes tiene algún trastorno relacionado con el sueño.

¿Sueles acostarte con las luces ya apagadas y echarle un vistazo a tu celular para comprobar si se ha comentado algo en el grupo de WhatsApp de amigos? ¿O mirar si un antiguo novio(a) ha puesto alguna foto más en Facebook? ¿O quizás ver un capítulo de tu serie favorita? Es un hábito muy extendido que muchas personas practican a diario, pero que puede tener consecuencias negativas, físicas y mentales. No solo por la exposición a la luz de los dispositivos, sino por los contenidos e información que recibe nuestra mente y su impacto en nuestro bienestar emocional.

¿Sabes cómo se le llama a esto? Vamping. Veamos de qué se trata.